La ortodoncia interceptiva es una rama de la ortodoncia enfocada en la detección y corrección temprana de problemas dentales en niños. Este enfoque preventivo busca abordar las irregularidades dentales y maxilofaciales en una etapa temprana, evitando así tratamientos más complejos y extensos en el futuro. En este artículo, te hablamos en profundidad sobre ella, sus beneficios y cómo puede ayudar a tu hijo a mantener una sonrisa saludable. 

¡Sigue leyendo! 

¿Qué es la ortodoncia interceptiva?

La ortodoncia interceptiva, también conocida como ortodoncia temprana, se aplica generalmente a niños entre los 6 y 12 años. Este tipo de tratamiento se enfoca en corregir problemas como maloclusiones (mordida incorrecta), apiñamiento dental, espacios excesivos entre los dientes y otros problemas de alineación de la mandíbula. 

Al tratar estos problemas en una etapa temprana, los ortodoncistas pueden guiar el crecimiento y desarrollo dental adecuado, facilitando una mejor salud bucal a largo plazo.

Beneficios de la ortodoncia interceptiva 

  • Prevención de problemas mayores. Al abordar los problemas dentales de forma temprana, se pueden prevenir complicaciones que requerirían tratamientos más extensos y costosos en el futuro.
  • Mejor desarrollo facial. La ortodoncia interceptiva puede ayudar a guiar el crecimiento adecuado de la mandíbula y los huesos faciales.
  • Función mejorada. Corrige problemas que pueden afectar a la mordida, el habla y la masticación.
  • Mayor autoestima. Una sonrisa bien alineada puede mejorar la confianza y autoestima del niño.

¿Cuándo es necesaria la ortodoncia interceptiva?

Es importante que los niños sean evaluados por un ortodoncista a una edad temprana, aunque algunos signos que pueden indicar la necesidad de ortodoncia son la pérdida prematura o tardía de dientes de leche, la dificultad para masticar o morder, respiración bucal, succión prolongada del pulgar o uso de chupete, así como dientes desalineados. 

Procedimientos comunes 

  • Aparatos de expansión palatina. Ayudan a ensanchar el paladar y crear espacio para los dientes permanentes.
  • Brackets y alambres. Usados para alinear los dientes y corregir la mordida.
  • Dispositivos de retención. Mantienen los dientes en su nueva posición después de la corrección inicial.

La ortodoncia interceptiva ofrece una solución efectiva y menos invasiva para corregir problemas dentales en niños, asegurando una mejor salud bucal y evitando tratamientos complejos en el futuro. Si notas alguno de los signos mencionados en tu hijo o tienes preocupaciones sobre su desarrollo dental, ¡contáctanos y valoremos su caso!